Colegio Nuestra Señora de la Merced
"Oración, Estudio y Trabajo"



Infraestructura del Colegio

El diseño original del Colegio fue inaugurado en el mismo emplazamiento actual, calle Zelaya 140, En Barrio San Martín, en Agosto de 1933, el responsable de la Obra de edificación fue el Arq. Augusto Ferrari. En aquella primera construcción había ”8 aulas y un patio para recreo que ornamentan elegantes columnas de la galería circundante” nos cuenta el diario “los principios”.

Con el paso de los años el colegio fue reformándose. En 1980, en preparación de las Bodas de Oro, se renovó el aspecto exterior “para reflejar una renovada fuerza espiritual.”

Infraestructura ColegioQuedando definida lo que es la fachada actual, con un estilo sobrio, pero a la vez refinado, el Colegio se alza sobre la calle Zelaya como una referencia educativa y religiosa de toda la barriada.

Para el año 2001, la capilla se renovó con la restauración de mayólicas en la cúpula del Santísimo de la capilla. El alma del colegio sigue estando allí, junto al patio central, en la pequeña capilla que alguna vez fue la parroquia del barrio y hoy es el sitio de encuentro entre Dios y los alumnos de en cada celebración.

En ese entonces se ampliaron también las instalaciones con la compra de casas sobre la calle Martín García, dando espacio a más aulas y un hermoso salón de actos que hoy es un orgullo de la institución. El Salón fue completado en su forma actual en el año 2008 y con un diseño muy moderno abre sus puertas a la calle Martín García saludando a las 500 personas que puede albergar con el nombre de la Hermana Alici Dri, una ex directora, entregada intensamente a la educación de la niñez y la juventud.

Con un planteo para la educación actual, el colegio cuenta hoy en día con 12 aulas, divididas en dos plantas , alrededor de un gran patio central y otro pequeño patio posterior. Detrás de ese patio el Colegio cuenta con un enorme y multifuncional gimnasio, inaugurado en 1981. Allí los alumnos reciben sus clases de Educación física y practican libremente todas las disciplinas deportivas.

Además funciona también una biblioteca con gran cantidad de textos estudiantiles y clásicos, un moderno laboratorio de informática, y por supuesto los espacios administrativos adecuados para secretaría, preceptoría, dirección, sala de profesores, recepción y sala de padres. Con un mantenimiento constante y afanoso por parte de los directivos, el Colegio se ofrece como un lugar adecuado para albergar el tesoro de la educación, la fé y la vida de sus alumnos.